domingo, 28 de marzo de 2010

ROLES DOMINANTES EN LA PAREJA

Es frecuente encontrarse parejas con los roles invertidos. Mujeres viriles y hombre femeninos. Este tipo de parejas desarrollan problemas diversos, ya que una pareja debe aprender a tener ambos roles y saber en qué momento usarlos. Una mujer, cuando tiene un carácter demasiado viril, acaba anulando a la figura del hombre. Lo mismo ocurre en el hombre, que cuando ejerce un rol machista, la mujer queda sometida. Todas las parejas en principio ceden, sin embargo, con el tiempo van mostrando su verdadero carácter y van ganando terreno a la parte contraria. Llega un momento en que los roles comienzan a ejercerse y lo que comenzó siendo una manera de comenzar, acaba convirtiéndose en un hábito que rigidiza la pareja. Todas las personas saben que la pareja en sí, crea dependencia. Dicha dependencia suele ser emocional o sexual. Cuando las personas se conocen, muestran sus necesidades de manera consciente o inconsciente. La satisfacción de lo que al otro le falta, produce una especie de felicidad o goce sobre el cual nace la dependencia. Cuando una persona ofrece a otra algún tipo de satisfacción, se tiene temor a perderla porque no hay seguridad de volver a encontrar algo parecido y de aquí el sometimiento al rol de la otra persona. Es fácil encontrar hombre sometidos a una dependencia amorosa con respecto a la mujer y mujeres sometidas a una dependencia sexual respecto al hombre. Esta y otras variantes de sometimiento, se producen por el grado de dependencia creado dentro de la pareja. El sometimiento, a la larga, produce malestar. Se puede vivir más apaciblemente dentro de la pareja. Para ello, hay que resolver la inseguridad que muchas personas tienen a perder a la parte contraria y sentirse en soledad. Crear un modelo nuevo de pareja, siempre es posible. Hallar la felicidad es también una decisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario