domingo, 7 de marzo de 2010

ALCOHOLISMO Y PAREJA

El alcoholismo, sigue siendo una causa importante de crisis dentro de una pareja. No todas las parejas acuden a una terapia cuando detectan que existe dicho problema. Solo cuando el deterioro de las mismas es severo, suelen separarse o buscar ayuda. La figura del hombre alcohólico sigue siendo la que mayor porcentaje ocupa frente a la de la mujer alcohólica, cada día más en auge. La pregunta que nos debemos hacer es sobre si la pareja fomenta el alcoholismo o el alcohólico se formó fuera de la pareja. Podemos responder que las dos cosas son verdaderas. Personas que ya tenían una dependencia al alcohol antes de tener pareja y personas que dentro de su experiencia de pareja, encontraron un refugio en el alcohol ante su soledad en compañía. NO existe una sola causa que lleva a una persona al uso de este tipo de droga. El problema es estructural y tiene una base infantil. La persona alcohólica tiene un trasfondo de inseguridad que ya mostró en su más tierna adolescencia. Dicho sentimiento de carencia le hace buscar refugio primero en la pareja y cuando no encuentra en la misma la satisfacción de sus deseos amoroso, busca en el alcohol paliar sus sentimientos de frustración. La variante: carencia afectiva, es una de las variantes más comunes que incita tanto al hombre como a la mujer al abuso del alcohol. Estar narcotizado por dicha droga, no deja de ser una manera de paliar el doloroso sentimiento de frustración que acontece cuando la persona experimenta su vida afectiva como carente de amor En próximos artículos seguiremos hablando de las causas más frecuentes que llevan a una persona al uso del alcohol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada