lunes, 21 de noviembre de 2011

domingo, 23 de octubre de 2011

COMPLEJOS INFANTILES EN LA RELACION DE PAREJA

En la pareja, la mayoría de los problemas  vienen determinados por complejos infantiles existentes en la mente tanto del hombre como de la mujer. El psicoanálisis llega a la conclusión que las relaciones de pareja en su gran mayoría está determinadas por aspectos inconscientes infantiles existentes y que se repiten en la vida adulta. No es fácil aceptar ciertos conceptos que el psicoanálisis viene a mostrar dentro de la pareja. Una mujer con cuestiones sin resolver en la relación con su padre y con su madre, es fácil que luego repita con su pareja los modos de relación que vivió durante su infancia. Un caso que llegó hace poco a consulta, era el de una mujer cuyo problema principal era que el marido había dejado de tener relaciones sexuales con ella y buscaba en otras mujeres su goce sexual. Así mismo, el marido tenía serias dificultades para pronunciar palabras afectuosas o tener gesto de cariño. En el psicoanálisis de la paciente, se pudo encontrar una relación íntima entre el carácter del marido y ciertas dudas que la madre había tenido con respecto a la figura paterna. En más de un momento, la paciente supo que el padre había tenido relación con otras mujeres que no eran la madre y que la vida sexual de los mismos no era para nada satisfactoria. De manera inconsciente, la paciente estaba repitiendo una situación ya vivida. Se había identificado a la madre y repetía sin darse cuenta la misma escena que durante un momento de su infancia había vivido. Podemos decir que esta mujer estaba recordando a través de la repetición de un hecho de su infancia. Siempre que una pareja con problemas acude al psicoanálisis es fundamental analizar los aspectos inconscientes familiares, porque muchas de las situaciones de discordia, malestar, celos infidelidades dentro de la pareja son la puesta en acto de algo ya vivido en algún momento de la vida. La pregunta es por qué repetimos los modelos familiares? Se repite por identificación y por afinidad emocional. El desarrollo emocional y sexual tanto del niño como de la niña, atraviesa por momentos de atracción o rechazo hacia alguno de las figuras parentales. Es fácil que algo de lo vivido haya excitado de manera determinante la psiquis del niño, de manera que esa huella que queda como recuerdo puede ser la causa de repetir una situación vivida que produce algún goce. Los problemas de pareja son entendibles con psicoanálisis y nada de lo que la pareja muestra conscientemente es lo que les sucede. Cuando acuden a tratamiento, traen síntomas que no dejan de ser la manifestación de recuerdos ya vividos pero que repiten en la edad adulta dentro de la pareja.

miércoles, 12 de octubre de 2011

PSICOANALISIS PARA PAREJAS EN CRISIS


Las relaciones de pareja están tocadas no solo por la ideología personal, sino por la ideología familiar de cada uno de los miembros de la pareja. Desde el momento del nacimiento, la relación o vínculo afectivo del niño con los padres, marcan el futuro de lo que será la personalidad del sujeto. No todas las familias gozan de salud a la hora de educar a sus hijos, de manera que los niños, también absorben tanto los problemas de los padres así como su personalidad. Complejas constelaciones psíquicas hacen que las uniones que se establecen entre padre e hijos, marquen el futuro de sus relaciones de pareja. Absolutamente todas las crisis de pareja tienen que ver no tanto con los problemas de comunicación, sino con el no entendimiento de lo que se quiere comunicar al otro. Siempre hay comunicación entre las parejas, pero debemos diferenciar dos tipos de comunicación: la consciente y la inconsciente. La comunicación inconsciente supone un modo, una manera de hablar al otro, compleja de entender muchas veces porque no tiene ni el mismo sentido ni la misma comprensión que una comunicación consciente. Sabemos que el otro nos habla, nos dice, nos comenta, nos exige pero no sabemos de qué nos habla, qué nos dice o qué nos exige. Lo que sabemos es que dice algo pero no sabemos qué o a quien se lo está diciendo. Y aquí entra la maestría del psicoanálisis para descubrir en la crisis de pareja, la comunicación que están empleando pero sobre todo a quien va dirigida. Muchos de los reproches, de las reacciones emocionales intensas que aparecen en la pareja no deja de ser más que el desplazamiento de un antiguo afecto o emoción reprimida, que no pudo exteriorizarse y tiene que ver con algún momento de la historia del sujeto con algunos de sus fantasmas familiares. Una pareja, cómo mínimo son cinco: ella y sus padres y él y los suyos. De manera que las crisis de pareja, suelen ser en su mayoría, desplazamientos de antiguas crisis que tanto la mujer como el hombre tenían de pequeños o de jóvenes con las figuras familiares. Una vez analizado y descubierto que la crisis suelen ser la manifestación de antiguas historias que se hallan vivas en el inconsciente, la pareja comienza una nueva andadura, pero esta vez libre de fantasmas.

domingo, 25 de septiembre de 2011

CONCLUSIONES CURSO RELACIONES DE PAREJA

El sábado 24 de septiembre se impartió el Curso sobre Relaciones de Pareja en la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero. Se trataron cuatro temas. Sobre el amor, se concluyó que las parejas siguen funcionando por patrones ideológicos respecto al amor. Se sigue pensando el amor como una propiedad sobre el otro. Así mismo se destacó que los problemas de comunicación entre la pareja, no eran tanto dificultades comunicativas sino más bien una proyección de los fantasmas afectivos personales sobre el otro partenaire. Tal es así que el psicoanálisis demuestra que cuando dos personas no se entienden es porque cada una le habla a sus fantasmas familiares, ya sean reales o imaginados. El psicoanálisis de pareja escucha una conversación que cada sujeto mantiene pero consigo mismo, de ahí que no se puede hablar de falta de comunicación sino de exceso de comunicación pero con un otro que nos es exactamente nuestra pareja. Cuando un hombre o una mujer no se han desprendido de la relación libidinal inconsciente paterna y maternal, la relación de pareja queda afectada por dicha unión libidinal. Sobre los celos, se habló que lejos de ser malos, los celos, cuando se toleran son un modo de reactivar el deseo dentro de la pareja. La intolerancia a los celos se produce cuando no se acepta que tras los mismos, puede haber un deseo sexual de ver a la persona que amamos en brazos de otra persona. Ciertas concepciones morales e ideológicas producen esta reacción negativa hacia el sentimiento de los celos. Respecto al tema de la infidelidad, se dijo que la infidelidad no existe. Se es fiel a los pactos establecidos, pero nadie es de nadie y cuando una infidelidad es descubierta es porque se hace un uso de dicho acto. Para ser infieles no hace falta acostarse con otro, se es infiel con el pensamiento mas de la mitad de las veces al día. Es la moral imperante la que señala la infidelidad como un agravante dentro de las relaciones de pareja. Así mismo, cada vez que una pareja corta sus relaciones externas para centrarse exclusivamente en la pareja, se acaba despertando un sentimiento agresivo hacia el otro por haber renunciado a lo que formaba parte de la vida de uno mismo. Sobre el tema de las relaciones sexuales, se comentó que la intolerancia tanto del hombre como de la mujer era al goce que se producía dentro de la relación. Las relaciones sexuales funcionan mejor cuando cada uno está centrado mas en su propio goce que en el goce del otro. Así mismo se llegó a la conclusión que ciertas patologías como la eyaculación precoz en el hombre, era por intolerancia al goce de la mujer, que ante la angustia que el hombre puede llegar a sentir, eyacula para irse rápidamente de la escena y también se habló que muchas mujeres reprimían su goce para no debérselo a su pareja.  

domingo, 4 de septiembre de 2011

CURSO GRATUITO SOBRE LAS RELACIONES DE PAREJA









CURSO PRESENCIAL Y ONLINE.
El amor y el sexo: dos ocupaciones del hombre desde sus orígenes como hombre. Dos problemáticas que lo conmueven y lo mueven. Dos fuentes de afectos universales como los celos, la envidia... ¿Cómo hacer para tolerar la más grande de las diferencias, la que separa a los dos sexos, cómo hacer para aceptarla como riqueza.
INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES: 917581940, actividades@grupocero.info