domingo, 14 de marzo de 2010

LOS HIJOS TAPADERA

Una pareja en crisis puede caer fácilmente en derivar sus problemas hacia los hijos. Con frecuencia, muchos jóvenes e incluso niños que llegan a terapia, no dejan de ser más que la tapadera de los problemas de sus padres. Estos hijos, suelen absorber la problemática de los padres y comienzan a tener problemas en los estudios, muestran agresividad, caen en el consumo del alcohol o las drogas e incluso en la delincuencia común. En el fondo, todas estas manifestaciones tienen que ver con sus padres. Los hijos, son muy sensibles a los problemas de la familia, de manera que suelen canalizarlos a través de ellos mismos. Por eso, muchas parejas, al entrar en crisis, entran simultáneamente en crisis uno o varios hijos. Nos preguntamos que si las crisis de pareja puede afectar el desarrollo psicoemocional de los hijos. La respuesta es afirmativa. Por esto mismo, aconsejamos que las crisis de pareja se traten y se resuelvan en el lugar indicado, es decir, dentro de un marco terapéutico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario