domingo, 27 de diciembre de 2009

PAREJAS POSESIVAS

Después de muchos años de investigación, se ha llegado a la conclusión que en todo tipo de parejas- heterosexuales, bisexuales, homosexuales y otras- existe el llamado sentimiento de posesión. Dicho sentimiento tiene su expresión en conductas de apropiación sobre el otro. Es decir, la posesión tiene que ver con sentir a la parte contraria como una pertenencia, ya sea en la esfera afectiva, sexual o económica. Muchas parejas se dan cuenta que con el tiempo acaban cayendo en este tipo de relación. La posesión tiene que ver con el sentimiento de inseguridad, tanto para el que ama o desea como para el amado o deseado. Y dicha seguridad se proporciona haciendo creer a la otra persona que uno le pertenece. Digamos que la persona posesiva se siente seguro, solo cuando obtiene la autoridad del otro para ser su amo, por decirlo de alguna manera. Como vemos entonces, es un pacto de dos: por un lado uno es posesivo y por el otro lado, el otro se deja poseer. Sin embargo, darle autoridad a la pareja para que se ejerza un rol de posesión sobre uno mismo, siempre tiene consecuencias, la mayoría de las veces, negativas. Hacer creer a la otra persona que le perteneces, es darla rienda suelta para que haga contigo lo que quiera, porque del sentimiento de pertenencia al maltrato, hay un paso. Podríamos definirlo así: “ como eres mío, puedo hacer contigo lo que me venga en gana”. Por lo tanto, cuando una pareja esté cayendo en el tópico de la posesión, es mejor acudir a un especialista de parejas, ya que hacer creer a la otra parte que eres de él, solo así para calmar su sentimiento de inseguridad, nunca será bueno para la pareja. Mejor resolver dicho problema antes de que se transforme en tragedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario