domingo, 3 de enero de 2010

MALTRATARSE ES COSA DE DOS

Cuando en una pareja hay maltrato, debemos de analizar el tiempo que les ha llevado llegar a ese lugar. La violencia doméstica no es algo que aparece en un primer día. Todos los especialistas coincidimos que una situación de maltrato se gesta en un periodo de convivencia de entre uno y cinco años. Los jueves, fiscales y abogados, comienzan a ser más cautos a la hora de sentenciar a una persona por malos tratos, ya que se están descubriendo que hay muchos intereses asociados tras las denuncias por malos tratos. Cuando se estudia los perfiles psicológicos de una pareja, siempre se hallan índice de patología mental no solo en el maltratador, sino también en el maltratado, lo cual nos lleva a pensar que hay una especie de encaje perfecto, en este tipo de parejas. Los argumentos por lo cuales una pareja justifican su unión y no su separación pueden ser múltiples: hijos, situación económica, casa, afectos, etc. Sin embargo se ha descubierto que las constelaciones psicológicas por las cuales una pareja se mantiene unida a pesar de llevarse mal, tienen que ver con ciertos afectos, sentimientos y deseos inconscientes a veces intolerables para la conciencia. Por norma general, las parejas no saben qué son el uno para el otro a nivel consciente pero sí lo saben a nivel inconsciente. Una mujer no sabe si para el hombre es más madre que mujer y un hombre para una mujer no sabe si es más hijo, padre o madre que hombre para su pareja. Quiero decir que la pareja es el resultado de una unión, de un pacto inconsciente, donde la infancia familiar ha determinado el modo de pensar qué son las relaciones entre un hombre y una mujer. Esta confusión consciente dificulta la comunicación dentro de la pareja, ya que cuando una pareja hablan entre ellos, no saben si se están dirigiendo al otro o al fantasma de la madre, del padre o del hermano. Lo que sí es cierto es que la agresividad dentro de la pareja, siempre es una proyección de la relación que cada uno de ellos mantuvieron con la figura de los padres y de los hermanos. Todo un concierto de fantasmas en plena noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario