lunes, 23 de noviembre de 2009

VOLVER A TENER PASION

Es posible encontrar la felicidad perdida dentro de una pareja? ¿ Hallar la chispa del primer enamoramiento?. Cuando una pareja, después de un tiempo de convivencia sienten que la relación se ha acabado, se debe construir una nueva relación. El deseo y la capacidad de transformación de las personas es infinita y sorprendente. Una pareja que trata su crisis mediante una terapia psicoanalítica, vuelve a sentir amor y deseo, porque la mayoría de las parejas fracasan en el amor o en el deseo. Dentro del amor, podemos incluir las relaciones familires y el dinero y dentro del deseo, incluimos la libido. Cuando no son las relaciones familiares, es el dinero, cuando no es el amor, es el deseo lo que falla. Dentro de estas dos variantes, se esconden mas del 95% de los problemas que producen las crisis dentro de una pareja. La convivencia acaba en rutina, simplemente por una cuestión de costumbrismo. Las personas se adaptan unas a otras y piensan que por estar juntos, ya no es necesario seguir alimentando la pasión. Es fácil caer en la monotonía, sobre todo cuando las personas son celosas. Tienden a aislarse y al final, tras el aislamiento, aparece los intento de sometimiento, para caer en las actitudes sádicas y masoquistas tanto por parte del hombre como de la mujer. Y podemos decir y afirmar que tanto en el hombre como en la mujer, el dolor, puede ser una fuente de satisfacciones inconscientes, porque el ser humano se acostumbra más fácilmente a lo malo que a lo bueno. Pero llega un momento que la situación se acaba cayendo y es cuando se separa la pareja. Todo esto se evitaría si ante los primeros síntomas, la pareja hiciera psicoanálisis. Más barato es psicoanalizarse que divorciarce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario