domingo, 5 de junio de 2011

BISEXUALIDAD FEMENINA

La mujer atraviesa durante la infancia por una compleja articulación en relación ala figura materna y paterna. De ahí que la estructura sexual femenina debe estudiarse desde los modelos de identificación con ambos padres. La niña cuando nace, tiene un apego a la figura materna igual que el niño. La figura del padre interrumpe esa unión y mientras que el varón entra en rivalidad con el padre para mantener su hegemonía frente a la madre, la niña se separa de la madre para entrar en competencia y rivalidad con la misma en relación a la figura del padre. El niño solo atraviesa un paso: rivalidad con el padre, aceptación del mismo y abandona a la figura materna accediendo así al mundo de las mujeres.
La niña, una vez que se separa de la madre por identificación o por rivalidad con la misma,  desea del padre un hijo. Deseo que al serle denegado, queda  frustrada y decepcionada del padre. Tendrá entonces dos caminos: retornar a la figura de la madre ( lo cual la convierte en homosexual ) o por segunda vez renunciar también a ella y entrar en el mundo de los hombres.
Esta complejidad sexual de la niña perdura toda la vida en calidad de identificaciones a la forma de ser del padre y de la madre. Generalmente, la mujer puede buscar en el hombre de manera inconsciente, rasgos del padre y de la madre, lo cual le llevará a tratar al hombre bien como trataba a su madre o bien a su padre. De ahí que no podemos pensar que toda mujer busca en el hombre una imagen paterna ni todo hombre busca en la mujer una imagen materna. En la mujer, por este doble recorrido en su sexualidad, es fácil que nos encontremos que muchos de sus conflictos con el amor y con el deseo guarden relación con una bisexualidad latente inconsciente de la cual ella no sabe. Si analizamos los patrones de conducta paternales y maternales en una mujer, será mas fácil de entender sus relaciones de pareja y los conflictos que en ella encuentra. Podemos afirmar que la mujer es mas bisexual que el hombre. De ahí que le produzca menos conflicto sus deseos homosexuales que al hombre que casi siempre son deseos homosexuales pasivos. Lo veremos en próximos artículos.

1 comentario: