sábado, 14 de mayo de 2011

HOMBRES MATERNO DEPENDIENTES

El niño frente a la figura del padre no le queda mas remedio que pactar, siempre y cuando haya padre y el padre haya sido una construcción de la madre. ¿ qué quiere decir esto ? Con frecuencia nos encontramos ( y cada vez mas ) a mujeres que sólo quieren de su pareja tener un hijo. Cuando lo tienen, el hombre pasa a un segundo, tercero o cuarto lugar en la relación con la mujer. De ahí que muchas crisis de pareja se dan con el nacimiento de un hijo, ya que la mujer, del hombre solo le interesaba la posibilidad de tener un hijo y una vez tenido, el interés por el hombre desaparece. Si la mujer no le da importancia a la figura del padre, podemos decir que no va a dejar que el hombre haga su función. Este tipo de madres, llamadas madres castrantes u opacas, anulan frente al hijo la figura del padre, de manera que el niño, aún teniéndolo, crece si padre. Esto produce graves trastornos en el desarrollo del niño pues su crecimiento es carente de figura paterna, de manera que algo incompleto se ha formado en su mente y este tipo de madres castrantes, generan una fuerte dependencia emocional en el niño o la niña que dificilmente se puede deshacer de dicha dependencia. Un niño sometido a la influencia educativa de una madre castrante, luego de adulto puede ser impotente para enamorarse, amar o mantener relaciones sexuales plenas con otras mujeres. Al ejercer sobre él una sobre influencia materna, la madre ha hecho que el niño varón ligue toda su libido sexual y amorosa sobre su figura. Esto hace que de adulto, dicha libido no goce de la libertad que tendría que tener para mantener relaciones amorosas sanas con otras mujeres. Son los hombre que nunca pueden amar a una mujer. Aunque lo intenten, siempre acaban siendo abandonados por las mujeres porque son incapaces de establecer lazos afectivos y emocionales con otras o viven de manera anodina e insulsa en pareja. Exactamente no sufren porque de manera inconsciente saben que todo su amor lo tienen reservado para la figura materna. Y frente a la vida, acaban de manera solitaria o fracasando en pareja. La mujer llega a tener conciencia de la fuerte dependencia que sobre estos hombres ejerce la figura materna, sin importar ni la edad ni el paso del tiempo. Son relaciones duraderas, inmortales que ni aún con la muerte de la madre, estos hombres superan. ( continuará )

1 comentario:

  1. Uhuuu, Un articulo muy interesante de temas que nadie se atreve a hablar. De todas maneras quiero creer que esta dependencia puede superarse con una buena psicoterapia enfocada, o al menos aliviarla.

    ResponderEliminar