domingo, 2 de noviembre de 2014

¿CRISIS DE PAREJA? NECESITAS UN ASESOR DE PAREJAS

Una crisis de pareja, no siempre tiene que terminar en ruptura. Desde el punto de vista de la terapia psicoanalítica de parejas, una crisis de pareja, habitualmente supone un punto de giro o inflexión para poder continuar con la relación. El problema viene cuando se acude a un “especialista” que no tiene experiencia en crisis de pareja.  Son muchos los psicólogos que dicen ser expertos en crisis o problemas de pareja. La mayoría de ellos se encuentran que frente a una crisis de pareja optan por situaciones de mediación, para tratar de calmar el malestar del problema de pareja pero esto no es la solución. Habitualmente, toda crisis indica que algo debe ser modificado o transformado dentro de la pareja. Cuando se llega a un problema de pareja es porque ha saltado una señal de alarma que pide algún cambio, alguna modificación bien en la forma de comunicación o bien en la sexualidad de la pareja. Un asesor matrimonial es un especialista con una amplia trayectoria en crisis  o problemas de pareja. La formación de un asesor matrimonial está dirigida a entender los procesos inconscientes individuales que suceden a cada miembro de la pareja para encontrar las causas en cada uno de ellos y ver su grado de implicación en el problema o crisis de pareja. En las crisis de o problemas de pareja, no hay culpables, sino responsables. Esto quiere decir que tanto lo que le sucede a uno como a otro, siempre es producto de un deterioro comunicativo, de un no ceder, de mantener posturas orgullosas o narcisistas o bien querer imponer la voluntad al otro y el otro cede hasta que se rebela. Las causas de las crisis o problemas de pareja hay que buscarlas a nivel individual. Un asesor matrimonial tiene una formación psicoanalítica y es capaz de detectar las causas ideológicas y la influencia familiar sobre el modo de ser de cada individuo y de ahí, entender que la mayor parte de las crisis o problemas de pareja son producidas por modelos familiares o sociales adquiridos y que se repiten en la pareja. De ahí que la misma acabe perturbándose o sufriendo problemas o crisis de pareja por estar repitiendo de manera inconsciente modelos educacionales adquiridos.

Un asesor matrimonial es capaz de ver, escuchar y entender los modelos familiares que actúan sobre cada miembro de la pareja y detectar su influencia en la crisis o problema de pareja. Si no se trabajan la parte inconsciente individual de la pareja es prácticamente imposible entender las causas que deterioran a la pareja. El asesor matrimonial no es un mediador, es una persona dotada de unos instrumentos psíquicos de enorme precisión que detecta esa influencia familiar o social en los problemas de pareja. De ahí que tras una o dos entrevistas conjuntas, la terapia de pareja debe ser de manera individual porque lo que entre ellos no comprenden, logra entenderse a nivel individual cuando el asesor matrimonial trabaja sobre cada miembro de la pareja. El psicoanálisis, es el instrumento de trabajo, con el cual opera un asesor matrimonial de manera que los cambios que produce en la pareja permiten reconstruir una nueva pareja, para darle un enfoque novedoso a la rutina y a la falta de deseo e interés de la pareja, construyendo un futuro con una dimensión de felicidad mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario